Masaje tailandés en Frandovínez Burgos > Castilla y León > España


Desde hace varios años, el masaje thai en Frandovínez se ha estado utilizando como tratamiento para enfermedades degenerantes y para la restauración de la salud. Tiene muchos beneficios para todos independientemente de su la edad.
La característica distintiva del masaje tailandés en Frandovínez es que se centra más en la energía del cuerpo que el cuerpo físico y se aplica una fuerte presión contra los puntos de energía.
El masaje thai en Frandovínez es conocido por sus estiramiento y técnicas de masaje profundo que generalmente se efectúan en el suelo. Los clientes deben usar ropa suelta para el facilitar movimiento. Masaje tailandés en  Frandovínez
El masaje tailandés en Frandovínez que asimismo se conoce como masaje tradicional o masaje del viejo arte, consiste en hacer terapia con el cuerpo para fomentar la curación, la transformación, la salud y el bienestar general.
Salvo que tenga lesiones en la espalda o bien de rodilla graves, puede percibir el masajes thai en Frandovínez todas las veces que lo necesite, no hay efectos secundarios o desfavorables tras recibirlo.
El masajes thai en Frandovínez asimismo es ventajoso para el dador o bien terapeuta, puesto que mejora su postura, habilidades cognitivas, la alineación del cuerpo, la respiración y el equilibrio.



Top


Secrets

Calle Condado de Treviño, 25 09200 Miranda de Ebro Spain
Según nuestra información muchos usuarios de este masajista (Frandovínez) son ciudadanos de Frandovínez.

52%
Puntuación de prueba. 0 usuarios han votado por este clínica de masajes

Centro de Terapias Manuales Juan Manuel Ruiz

Avenida de los Reyes Católicos 7 bajo 09004 Burgos Spain
Dentro del radio de 7KM, este salón de masajes es uno de los más visitados por nuestros usuarios.

65%
Puntuación de prueba. 0 usuarios han votado por este centro de masajes

2 masaje encontrados

Categorias en Frandovínez (masaje)




  • 2 Masajes tailandeses cerca de Frandovínez

Add your business in this website

Página web creada por Hector Gomez Ferrer